El País de España publica un artículo en que, basado en estudios científicos, cuenta cómo son las artimañas de los restaurantes para que las personas consumas más.

1- Cubiertos de metal: Apuntan que en las personas dejan la sensación de un mejor menú y de quedar más satisfechos. Acá citan un estudio encabezado por Betina Piqueras-Fiszman de la Universidad Politécnica de Valencia.

2- Platos redondos y blancos: Realzan nuestra opinión sobre elementos básicos, como la intensidad del sabor o su punto de dulzura, concluye Peter C. Stewart, psicólogo de la Memorial University of Newfoundland, en Canadá.

3-En taza roja parece más caliente: George H. Van Doom de la Escuela de Ciencias de la Salud y Psicología de la Federation University de Australia, dice además que el café en tasa blanca es percibido como menos dulce que en transparente.

4-Música clásica para comer, y más alta para beber: Los restaurantes de lujo saben bien que la música clásica consigue engrosar las cuentas de sus clientes un 10% en comida y vino que con otros estilos menos orientados a la relajación, plantea Charles Spencer en su conferencia Gastrophysics: The Science of Dining from Restaurant Music to Sonic Crisps (Gastrofísica: la ciencia de comer, desde la música del restaurante hasta el sonido del crujiente. Desde la universidad de Bretaña-Sur de Lorient Cedex, en Francia, apuntan a que la música estridente estimula el consumo de alcohol. Con un sonido alto, afirma el estudio, la gente está más excitada y no puede socializar, así que bebe más, dice el estudio.

5- En vaso recto se bebe menos: La Universidad de Bristol, en Gran Bretaña, sostiene que la percepción de cuánto hay en los vasos condiciona la ingesta.

6- Por último, un estudio realizado por la Universidad de Novi Sad, en Serbia, asegura que los alimentos más deseados son los del menú ecosaludable, seguido por el sentimental, el nacional, el auténtico y el clásico.