A las 10:52 de esta mañana los peatones que circulaban por la calle Juan XXIII de la comuna de Vitacura se vieron sorprendidos por un automóvil que repentinamente ingresó a una escalera que comunicaba con el subterráneo de un edificio.

El vehículo marca Land Rover en primera instancia quedó en los primeros escalones pero luego bajó con todo quebrando unos vidrios, sin que se produjeran heridos.

La mujer de 60 años que conducía el vehículo trató de retroceder cuando quedó varada a media escalera, pero el auto se le iba hacia adelante en momentos en que los transeúntes se acercaron a ayudarla.

Una de estas personas tomó contacto con la conductora y acordaron que la mujer saldría del vehículo a la cuenta de tres, lo que ocurrió tras lo cual el vehículo siguió descendiendo hasta la mampara de un edficio.

“Me abrió la puerta y me tiró para abajo. Logré enganchar el vehículo y se fue” dijo la mujer en Chilevisión respecto a la ayuda que recibió.

En declaraciones hechas al noticiario de 24 horas, la mujer añadió que “está muy mal señalizado”.