El motor de la Roja, Marcelo “Carepato” Díaz se despidió hoy de la comunidad del Celta de Vigo, club del que se desvinculó “de común acuerdo” tras no figurar en los planes del técnico.

A través de Twitter, el ex Universidad de Chile escribió sentidas palabras señalando que “quiero expresar mi más absoluto agradecimiento a cada una de las personas que formaron parte de mi vida en este tiempo”.

El jugador califica esta experiencia como “experiencia inolvidable” y aseguró que guarda en su corazón “los más lindos recuerdos”.

Al mismo agradeció a todos sus compañeros por “todo su apoyo y respeto en los buenos y en los malos momentos” y a la afición “por estar presente de forma incondicional”.

Deseando al club “el mayor de los éxitos en el futuro”, el chileno concluyó su carta con un “gracias por tanto, perdón por lo poco”.