El primer debate presidencial organizado por la Asociación Nacional de la Prensa (ANP) y que fue realizado ayer jueves dejó una serie de anécdotas y hechos sabrosos que las cámaras de la televisión no alcanzaron a captar.

En ese sentido Emol elaboró una publicación en la que da cuenta de algunas de ellas:

En la previa a la conferencia de prensa antes del debate, el candidato presidencial de la Unión Patriótica, Eduardo Artés, se negó a saludar a la carta independiente, José Antonio Kast, argumentando que no le daba la mano a “un fascista”.

Por su parte, los candidatos Beatriz Sánchez del Frente Amplio y Alejandro Guillier echaron la talla en un distendido momento, comentando lo distinto que eran las cosas ahora que estaban en la vereda del frente y no como los periodistas que se encargaban de hacer las preguntas a los políticos.

Ambas figuras también mantuvieron diálogos pequeños y cordiales en comerciales y durante el foro.

Por su parte, Sánchez habría revelado una pequeña conversación que sostuvo con el candidato de Chile Vamos, Sebastián Piñera, instancia en la que el ex Jefe de Estado le aseguró que le iba a mandar una fotografía de ella cuando tenía “como 15 años”, aludiendo a la vez en que entrevistó en la radio.

Vale decir que en el sector del público también ocurrieron ciertas manifestaciones, como las de un grupo que protestó a favor de los cuatro mapuches que están en huelga de hambre. “Cobardes, hijos de puta”, gritaron algunos contra representantes de la derecha.