El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, usa como escenario un foro que se realiza nada menos que en Moscú, Rusia, para burlarse de su par estadounidense Donald Trump frente a todo el mundo. Porque el jefe de estado de Caracas sabe que sus palabras, ya al momento que las pronuncia, son recogidas desde diversos puntos del orbe.

“Trump repite lo que le ponen en un papel. Yo lo he dicho, el presidente Donald Trump no sabe dónde queda Venezuela. No lo sabe, no sabe dónde quedaba Puerto Rico. No sabe”, teatraliza y prosigue. “Fue a Puerto Rico a insultar al pueblo portorriqueño, que es un pueblo hermano nuestro”.

“En una tragedia, a insultarlo”, repite, poniendo énfasis en una alocución que parece disfrutar.

Y Maduro reitera: “él no sabe qué es Venezuela. Tú le dice Simón Bolívar y él cree que es una cantante de rock”, exclama y se escuchan risas en el lugar.

Para cerrar, Maduro afirma que Trump sólo repite lo que le pone el Pentágono y desafía que “esta voz que yo tengo no la van a callar nunca. Esta voz va a seguir sonando con Trump o sin Trump.