Una suerte de roce se generó al interior de la Democracia Cristiana, esto luego de que durante la jornada de este miércoles un grupo de parlamentarios falangistas se desmarcaran de la postura de la candidata presidencial Carolina Goic y anunciaran un acuerdo con los distintos partidos de la Nueva Mayoría de cara a la segunda vuelta.

La postura de estos diferentes legisladores apunta a disputar la primera vuelta de manera independiente y legítima, pero manteniendo una proyección del gobierno de la centroizquierda para continuar con las reformas impulsadas por la administración de la Presidenta Michelle Bachelet.

Según consigna La Tercera, el presidente del PPD, Jorge Navarrete, explicó que “se ha trabajado durante las últimas dos semanas, en todos los partidos hemos tenido una gran recepción, hoy hay cerca de 300 personas que están firmando un acuerdo explícito de proyección, corrección y propuesta para Chile en segunda vuelta”.

En medio de la posición de Goic de evitar una postura ante un eventual triunfo de Guillier, la diputada Yasna Provoste aseveró que “hay varios otros parlamentarios y militantes de base de la DC que no tenemos ninguna duda que aquí tenemos que actuar con unidad, es sólo la unidad de los demócratas que está refrendada en este inicio de conversaciones lo que nos va a permitir avanzar en una sociedad que siga en la senda de más igualdad de oportunidades”.

Añadió que “la noche del 19 de noviembre nos vamos a poner tras la candidatura que pase a segunda vuelta. Al interior de la Nueva Mayoría vamos a tener elecciones competitivas, cada uno de nosotros apoya a sus propios candidatos (…) pero acá no puede quedar ninguna duda del mensaje de unidad, del camino de unidad que sólo nos va a permitir seguir adelante profundizando las reformas de Michelle Bachelet”.

Al ser consultada por la posición de Goic al respecto, dijo que “estamos también trabajando por cada una de nuestras candidaturas pero mirando el desafío que tenemos: es sólo a partir de un mensaje de unidad en el que podemos ser más convocantes para que la ciudadanía vaya a votar y que para que a partir de esa noche todos juntos nos unamos tras la candidatura que resulte ganadora”.

“No sé”, admitió cuando le preguntaron si Goic estaría al tanto de este acuerdo. A su vez detalló que “en política uno actúa en virtud de sus convicciones, no de los permisos que uno pueda solicitar. Todos quienes estamos acá tenemos una clara convicción que es actuar con más unidad en la política y esto no le puede caer mal a nadie que piense en el país, en los desafíos que tiene Chile y en lo que hemos sido capaces de construir a partir de nuestra diversidad”.

El hecho generó cierta molestia al interior de la DC, de hecho el diputado Matías Walker lo calificó como una “falta de respeto a la ciudadanía”, puesto que “como ha dicho Carolina Goic, no cabe duda que nos vamos a poner de acuerdo en el momento oportuno después de la segunda vuelta”.

Añadió que “me parece que es un error político y estratégico y es faltarle el respeto a la ciudadanía tratar de hacer acuerdos cupulares entre los partidos antes de la primera vuelta”.

“A lo mejor ellos querían que no existiera ninguna duda de nuestra permanencia en la centroizquierda, pero eso ya lo ya dicho nuestra candidata presidencial. No era necesaria esta carta, no era necesario este punto de prensa que contó con menos presencia de lo que se esperaba…el gran respaldo de Carolina Goic siempre ha estado en la calle, con los militantes de la DC. Así que menos café, menos acuerdos cupulares y a trabajar en la calle que es donde se ganan las elecciones”.