A la par que anunciaban la inauguración de la Línea 6 de Metro, la ministra de Transportes, Paola Tapia, y el presidente del directorio de la estatal, Rodrigo Azócar, debían dar explicaciones por la falla en la Línea 5 esta mañana, hecho que repercutió en otro trayecto de la red capitalina.

“A propósito de lo que ocurrió en la Línea 5 del Metro es que se reforzaron inmediatamente los servicios. Tres empresas concesionarias pusieron toda la mayor cantidad de flota de buses a disposición de las personas para solucionar esta situación”, dijo Tapia.

“Son hechos que uno siempre quisiera que no ocurrieran y por tanto, por esa razón existe la coordinación necesaria para poder tener la información disponible para la ciudadanía, solucionar los problemas y la Línea 5 ya ha sido restablecida para el uso de las personas”, cerró la ministra.

Azócar, por su parte, precisó que “lo que ocurrió fue una falla eléctrica que generó que la conexión con una de las centrales de las cuales se alimenta el Metro se cayera y eso obligó a reponer el sistema. El vasculamiento tuvo un problema que generó la interrupción”.

El ejecutivo además adelantó que se abrirá una investigación para esclarecer el hecho.

“Tuvimos una falla eléctrica en la estación Pedreros. La causa raíz exacta aún no la tenemos. Estamos haciendo todo el análisis de la falla. Nuestros equipos estuvieron desplegados”, complementó  la gerente de clientes y sostenibilidad de Metro, María Irene Soto.