Hay dos hechos que Genaro Arriagada, histórico de la Concertación y exministro, ubica para referir el actual momento del oficialismo, cuando restan dos semanas para la presidencial y la oposición aventaja en las encuestas a través de la figura de Piñera. Primero habla de los cuestionamientos del PC al bloque que gobernó Chile 20 años, y segundo, de la jugada del PS de no respaldar a Ricardo Lagos e inclinarse por un candidatura que pretendía subir como la espuma y “¡ahí está!”.

Por eso fustiga a “quienes lloran”. Por eso recuerda las críticas “despiadadas del PC a la Concertación, donde se negó todo. Se nos acusaba: ¡Neoliberales! ¡No han hecho nada! Ahí tienen. Están cosechando lo que tienen”, recalca en diálogo con La Segunda.

El exministro cree que en la presidencial misma, más fome que otras, hay muy poco en discusión, pero que de todas formas ese domingo 19 de noviembre habrá dos cuestiones a las que ponerle ojo además de la primera vuelta: la elección parlamentaria y qué hacemos en la segunda vuelta.

Consultado por un pronóstico, responde que “diría que en la primera vuelta, si Piñera saca 45% de los votos, Guillier saca menos de 30% y hay una diferencia de más de 15 puntos entre ambos, esto está resuelto”.

De todos modos advierte que “esas tres cosas hay que mirarlas de forma copulativa”.

En el escenario que Piñera sea electo una vez más, avizora que la oposición tendrá que articularse y que podría haber una crisis de los partidos, más allá de que el magnate no tendrá mayoría en el Parlamento.

Opina que la figura que podría alinear al bloque sería Carolina Goic.

Con todo, Genaro Arriagada cree que no hay ni habrá una crisis de la Presidencia y que Chile sigue siendo el país mejor administrado de América Latina. “Es decir, comparemos lo que es la Presidencia en Chile con lo que es en Venezuela, que es un escándalo”.