“Hacemos un llamado a reflexionar y a expresarse en las urnas de acuerdo a sus propias convicciones”.

En síntesis, y cuando restan diecisiete días para la segunda vuelta de la elección presidencial, ésa es la postura que marca el Frente Amplio a través de quien fuera su abanderada, la periodista Beatriz Sánchez.

En primer término, la comunicadora sostiene que el conglomerado manifiesta su profundo agradecimiento a quienes les otorgaron un gran respaldo en las urnas para “comprometernos con un Chile más justo”.

Sánchez habla de un proceso de reflexión en más de 100 comunas, incluidas personas que viven en el extranjero.

Sostiene que a partir de aquello es que resuelven que llaman a que las personas deliberen en conciencia. No dice que quieren que gane Alejandro Guillier, pero que sí sea derrotado Sebastián Piñera. “Pues es un retroceso para Chile”, afirma.

Beatriz Sánchez insiste, como ya se ha dicho en el Frente Amplio, que ellos no son dueños de los votos de la gente, que se “ha abierto un nuevo ciclo político en Chile”,  y que por lo tanto emerge una nueva sociedad, “donde los ciudadanos no quieren ser pauteados”.

“Confiamos en el voto de la gente, esperamos que quienes nos apoyaron concurran a las urnas”, subraya.

La abanderada refiere que de parte de la candidatura del oficialismo hace falta una mayor claridad, y que ellos no van “a integrar el gobierno de ninguna de las dos coaliciones”.

“No somos dueños de los votos, llamamos a participar”, reitera e insiste en que la postura de la colectividad no es ambigua respecto del balotaje.