Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Nacional

10 de Diciembre de 2017

Mario Waissbluth reconoce que en un momento no soportaba a los chilenos: “Los encontraba enfermos de desconfiados y chaqueteros”

De vuelta en Chile me bajó otra depresión, porque no soportaba a mis compatriotas. Los encontraba enfermos de desconfiados y chaqueteros. Me costó un tiempo acostumbrarme a eso. Ahora debo ser igual de desconfiado y chaquetero. Cuando viajo a México me relajo. Creo que Chile es un país muy tenso", aseguró el fundador de Educación 2020 en la sección "Manifiesto" de La Tercera.

Por

El fundador de Educación 2020, Mario Waissbluth, se sometió a la tradicional sección “Manifiesto” de La Tercera, instancia en la que abordó aspectos personales como su exilio “diferente” durante la dictadura militar de Pinochet. También repasó el bullying que sufrió en el colegio y su mirada respecto al chileno.

En primer lugar, afirmó que “soy el exiliado más raro de Chile. Debo ser la única persona que fue exiliada por la dictadura militar sin haber estado en Chile para el gobierno de Salvador Allende. Salí a estudiar antes de la Unidad Popular y luego traté de volver al país a finales del año 1974. Me arrestaron en el aeropuerto, estuve encerrado 24 horas en Policía Internacional y luego me deportaron a México”.

Aquí detalló que “después supe que un compañero de la universidad trabajaba en el servicio de inteligencia de la Fuerza Aérea y me había denunciado por izquierdista. Por años soñé con volver a verlo y agarrarlo a golpes”.

En otros pasajes, reconoció que “los mexicanos son mucho más simpáticos que los chilenos. De vuelta en Chile me bajó otra depresión, porque no soportaba a mis compatriotas. Los encontraba enfermos de desconfiados y chaqueteros. Me costó un tiempo acostumbrarme a eso. Ahora debo ser igual de desconfiado y chaquetero. Cuando viajo a México me relajo. Creo que Chile es un país muy tenso”.

Por su parte, admitió que “la universidad fue la mejor época de mi vida. En el colegio me hicieron mucho bullying. Era muy tímido. Entré a estudiar ingeniería y fue una época muy distinta, en la que me pude divertir”.

“Tengo decidido escribir mi autobiografía. Ahora estoy escribiendo un libro académico, pero en dos años quiero escribir mis memorias. No será sobre lo afectivo, quiero que sean mis historias políticas y laborales. Va a sacar ronchas y probablemente tenga que exiliarme de nuevo. Va a estar divertido, sentenció.

Notas relacionadas