Durante su visita por Chile en enero, el Papa Francisco recibirá una serie de obsequios entre los que destaca nada más ni nada menos que un moai de 350 kilos.

Según consigna La Tercera, se trata de una figura tallada en piedra que mide 1,60 metros de altura. La obra realizada por el tallador de moais, Pau Hereveri, está hecha con rocas de tipo basalto y hani hani.

El párroco de la isla, Bernardo Astudillo, explicó que la figura podría estar presente durante la misa que el Sumo Pontífice ofrezca en el Parque O’Higgins: “El regalo es para el Papa, por lo que él tendrá que determinar si se lo lleva al Vaticano o no. Pero hemos hecho todas las gestiones para que, si quiere llevárselo, pueda hacerlo”.

Añadió que el nombre en español del Moai significa “Paz del Mundo” y apunta a que “que cada vez que sea contemplado regale la disposición a aquella persona a recibir el don de la paz”.

Pues bien, además del moai, el Papa Francisco recibirá una serie de instrumentos musicales provenientes de la zona y objetos que dicen relación con la Virgen del Carmen.

El coordinador de la visita del Papa a la UC, Roberto González, sostuvo que “también le regalaremos un libro de uno de nuestros intelectuales más connotados: Pedro Morandé”.

Por su lado, el padre y rector del Santuario Nacional de Maipú, Carlos Cox, avisó que le preparan un regalo sorpresa al Papa y que “es algo muy especial que ya se está confeccionando y será de parte de los jóvenes y del Santuario. Ya organizamos con la comisión que será entregado durante la actividad, por parte del padre Cristián Roncagliolo”.