Más de 300 mujeres poderosas de Hollywood, entre ellas las actrices Meryl Streep, Reese Witherspoon, Jennifer Aniston y Eva Longoria, lanzaron un fondo de defensa legal destinado a ayudar a mujeres menos privilegiadas a defenderse de posibles abusos sexuales en el entorno laboral.

La iniciativa parte de la base del movimiento #MeToo (“Yo también”), que insta a las mujeres de todo el mundo a denunciar los abusos sexuales en su contra, y que cobró impulso a raíz de las acusaciones contra el poderoso productor cinematográfico Harvey Weinstein.

“Queremos alzar las voces, poder y fuerza de las mujeres que trabajan en industrias con salarios bajos, cuya falta de estabilidad financiera las hace vulnerables a altas tasas de violencia y explotación basadas en el género”, dice la carta publicada en The New York Times y La Opinión.

El fondo, llamado “Time’s Up” (“Se acabó el tiempo”), ya suma 13 millones de dólares en donaciones y busca ayudar a esas mujeres con salarios bajos a protegerse de las consecuencias que puede tener denunciar los abusos sexuales.

La campaña también pide a las mujeres que desfilarán el próximo 7 de enero por la alfombra de los Globos de Oro que generen conciencia sobre el movimiento al vestirse de negro.