James Franco se llevó el Globo de Oro por mejor actor de comedia por su interpretación en la cinta The Disaster Artist, este domingo. Poco después tres actrices lo han acusado de acoso sexual, precisamente en una ceremonia marcada por la protesta de las mujeres de Hollywood ante los numerosos casos de vejaciones cometidos durante décadas por hombres de la industria del cine.

“¿Por qué un hombre es el maestro de ceremonias? ¿Por qué se permite a James Franco entrar? Dije demasiado. Buenas noches, los quiero”, escribió en Twitter la actriz Ally Sheedy. “Vale espera. Adiós. Christian Slater y James Franco en una mesa en los Globos de Oro #YoTambién”, continuó Sheedy, que utilizó el hashtag #MeToo, que forma parte de la campaña iniciada en Hollywood para denunciar los abusos. Sheedy  trabajó con el actor en la obra The Long Shrift en 2014.

La actriz Violet Paley también acusó al actor, y no solo de agredirla a ella, sino que también a una amiga menor de edad. “Bonito pin #Timesup James Franco. ¿Te acuerdas de la vez que me bajaste la cabeza hacia tu pene en un auto? ¿O la otra vez que le dijiste a mi amiga que fuera a tu hotel cuando tenía 17 años, después de que te hubieran pillado haciendo lo mismo con otra chica de la misma edad?”, escribió la joven en Twitter.

La tercera en acusar a Franco fue la actriz Sarah Tither-Kaplan, quien criticó que el actor  luciera en la solapa de su chaqueta un pin con el logo Time’s Up, creado por las actrices de Hollywood para luchar contra el acoso sexual. “Hey James Franco, bonito pin #timesup en los Globos de Oro, ¿te acuerdas de hace unas semanas cuando me dijiste que mi desnudo completo en dos de tus películas por 100 dólares al día no era explotación porque firmé un contrato? ¡Se acabó el tiempo de eso!”. La artista acaba de trabajar con Franco en la cinta The Long Home (2018).

April Wolfe, una periodista del diario LA Weekly, ha confesado que el escándalo de Franco lleva un tiempo siendo investigado por los medios de comunicación. “Después de que se publicara mi perfil de Franco, algunas personas contactaron conmigo para contarme sus encuentros con él. Sabía que algunos reporteros estaban trabajando en esta historia. Es duro ver cómo alguien que te ha herido recibe alabanzas”, señaló para El País.