Con la muerte de Nicanor Parra a los 103 años, la cultura en español “ha perdido a uno de sus grandes poetas”, según el ministro español de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, que lo calificó de creador “original, transgresor y sorprendente”.

Méndez de Vigo expresó sus condolencias en un comunicado, en el que subrayó que el chileno fue “un poeta y un antipoeta” al que España distinguió en 2011 “con el máximo galardón con el que se premia a los autores en español, el Premio Miguel de Cervantes”.

“La obra de Nicanor Parra ha dialogado siempre con la literatura española. García Lorca, Quevedo, Cervantes tienen su impronta en buena parte de la obra del chileno, contribuyendo al imaginario colectivo de la cultura común que nos une”, apuntó el ministro.

Y adelantó que “el imaginario del que Parra era parte”, se verá revitalizado con el proyecto “El español, lengua global”, que presentará mañana el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, en el Museo Reina Sofía.

Méndez de Vigo recordó que en 2012 el poeta no pudo recoger el Premio Cervantes, y en su nombre, su nieto declamó un discurso dictado por su abuelo que contenía algunos poemas y antipoemas.

“El texto concluía respondiendo a la cuestión de si Parra se consideraba merecedor del Premio Cervantes, a lo que el poeta respondía: ‘Sí, por un libro que estoy por escribir’. Hoy nos hemos quedado sin nuevos textos de Nicanor, pero sin duda nos quedará su memoria y sus letras”, añadió.