Según RT, un hombre de 22 años identificado con el nombre de Suliyono cometió una absurda agresión con arma blanca en una iglesia cristiana en Indonesia.

Suliyono entró a la iglesia armado de espada con la cual empezó a amenazar a los presentes. Además decapitó las estatuas de la Virgen María y de Jesús.

También agredió a varios fieles, a un policía que intentó detenerlo y le pegó un espadazo al cura del lugar, Don Karl Edmund Prier.

Desconocidas las razones del ataque de este joven. La policía lo derribó a balazos y se encuentra en graves condiciones en un hospital.