De la sección Manifiesto de La Tercera, que este fin de semana trae al director de TV, Mauricio Correa, rescatamos lo que dice de Felipe Camiroaga, con quien trabajara por años en el matinal de TVN Buenos días a todos.

“Una vez, Felipe Camiroaga me puso un combo en la cara que me dejó hinchado. Él podía hacer lo que quería, todo le estaba permitido. Cuando rajaba las poleras de las personas o tiraba los computadores lejos era real. En una reunión de pauta me dijo que me iba a golpear, pero yo estaba con cáncer. Cuando me recuperé me noqueó de un golpe en un ring sorpresa. En otra oportunidad nos tomaron presos en Miami por grabar con Mandolino en el metro. Felipe andaba disfrazado de Washington, aguantando la risa por miedo a que nos pegaran. Cuando las personas ya no están, se dice que son espectaculares. Pero Felipe era realmente especial”.