El cantante nacional de reggae, Quique Neira, lanzó una profunda reflexión luego de que el comediante Sergio Freire bromeara en el escenario de la Quinta Vergara con su hit “Yo no quiero ir a la guerra”.

El ex Club de la Comedia consultó por qué alguien como Neira crearía una canción como esa si nadie pensaría en él para una eventual guerra.

Pues bien, utilizando su cuenta oficia de Twitter, el músico sacó pecho porque el público enganchó rápido con la canción y con el recuerdo que tienen de él.

“El público respondió inmediatamente. En el ejercicio compruebo que la gente me quiere mucho. Que mi música sigue ahí, en el oído y corazón de much@s”, profundizó.

Agregó que “la vida con humor es muy buena… Con música aun mejor”