“La Pintana es una comuna partida en dos” asegura la alcaldesa de La Pintana, Claudia Pizarro, en una carta a El Mercurio, argumentando que los terrenos del centro de Investigación INIA La Platina y el Campus Antumapu “han configurado una evidente segregación de los sectores norte y sur.

La alcadesa manifiesta que esta situación es crítica, ya que las dos comisarías comunales se ubican en el sector sur de esta, en desmedro de 100 mil personas de zonas como Santo Tomás y El Roble.

Ahí, asegura la edil, la gente vive “en la más absoluta desprotección, a merced del narcotráfico y las balas locas”.

En la carta a El Mercurio, Pizarro asegura que ha solicitado al ministro del Interior Mario Fernández, y al general director de Carabineros, Bruno Villalobos, la instalación de una unidad policial en el sector norte de La Pintana, con el consiguiente aumento de dotación, relevando el dato de que en la comuna hay sólo un carabinero por cada mil habitantes.

Para ponerle rostro a la petición la autoridad comunal pone el ejemplo de Mery, una dirigenta que sufrió una brutal agresión de parte de narcos. quedando su rostro muy afectado y “sus ganas de seguir trabajando por sus vecinos también”.

Pizarro dice que a pesar de haber reencantado a Mery con el trabajo por la gente. “la Dirección General de Carabineros nos acaba de responder, que NO, que los 100 mil vecinos de Santo Tomás y El Roble no tendrán el cuartel policial que necesitan”.

La carta finaliza con la alcaldesa diciendo “Yo me quiero poner en el lugar de Mery y empatizar con su dolor. Porque con respuestas de este tipo, ella se revictimiza. ¿Cómo le pedimos ahora que vuelva a confiar?”