Durante la jornada de este martes, la Cámara de Diputados decidió aprobar la interpelación al ministro de Salud, Emilio Santelices, todo esto por la modificación al protocolo de objeción de conciencia respecto a la ley de aborto en las tres causales ya conocidas: peligro de vida de la madre, violación e inviabilidad del feto.

Según consigna El Dínamo, la decisión del Parlamento se dio por 73 votos a favor y 64 en contra. Vale recordar, además, que el escrito apunta a que los recintos puedan seguir haciendo prestaciones al Estado aunque no deseen practicar abortos.

Hace algunos días, el propio Santelices manifestó que Piñera no había sido consultado respecto a este cambio en el protocolo:

“Uno cuando trabaja en un equipo de Gobierno, y ustedes comprenderán la agenda que tiene el Presidente, no todos los temas los conversa directamente con él, pero sí los conversa con miembros del equipo”.

Con eso uno cumple con el deber de tener las adecuadas coordinaciones”, agregó.

La interpelación a Santelices -que será realizada por la diputada radical Marcela Hernando- se llevará a cabo el próximo 2 de mayo. La cita busca revertir la polémica determinación del gobierno de Piñera y que “se respete la ley (de aborto) en su espíritu”.

La parlamentaria precisó que la instancia no busca la renuncia de Santelices, sino que más bien que se explique y fundamente este polémico cambio en el protocolo. No se descarta una acusación constitucional.

Al respecto, Santelices reconoció que con todo esto “va a ganar la ciudadanía, la democracia y la política, porque vamos a poder mostrar el gran trabajo que se está haciendo desde el Gobierno”.

Agregó que “vale la pena no cansarse en dar los antecedentes, porque (el protocolo) no va contra el espíritu de la Ley, sino que contribuye a los derechos de la mujer en otras circunstancias. Aquí no se ha vulnerado porque no se ha tocado ni la ley ni el reglamento, se ha modificado un protocolo que es una instancia de nivel inferior que no requiere observaciones de la Contraloría. Aún más, fue en la ley en donde quedó indicado que este trabajo se tenía que hacer a través de un protocolo y no un reglamento”.

“La Salud está en crisis y los ciudadanos están esperando que las autoridades se hagan cargo de resolver sus problemas (…) tenemos una cantidad de problemas que los parlamentarios se hacen cargo y por eso ellos hubieran esperado que este ministro no tuviera que distraerse en este tema”, cerró.