Durante la tarde de este viernes, el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, confirmó  el asesinato de los tres integrantes del equipo periodístico de El Comercio secuestrados el 26 de marzo en la provincia de Esmeraldas, frontera con Colombia.

“Con profundo pesar lamento informar que se han cumplido las doce horas de plazo establecido y no hemos pruebas de vida y lamentablemente tenemos información que confirma el asesinato de nuestros compatriotas”, dijo el mandatario en un punto de prensa.

Las víctimas son el conductor Efraín Segarra, el periodista Javier Ortega, y el fotografó Paúl Rivas.

El pasado 2 de abril se había dado a conocer un video en el que Ortega se dirigía a Moreno. “Señor presidente Lenín Moreno, en sus manos están nuestras vidas”, decía.

“Emocionalmente estamos desfalleciendo”, agregó con un hilo de voz, según recoge CNN en Español.

Durante la jornada, y luego de conocerse la confirmación de los hechos, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) interrumpió por un minuto su reunión de mitad de año que celebra en Medellín para homenajear de pie y con un prolongado aplauso a las víctimas.

“Ese silencio se tiene que escuchar porque lo último que podemos hacer es quedarnos callados”, dijo el presidente del Grupo Editorial El Siglo – La Estrella de Panamá, Eduardo Quirós, que conducía un panel en el auditorio.

Una vez que confirmó la muerte del equipo periodístico, el presidente Moreno anunció un operativo militar en la frontera con Colombia contra la disidencia de las FARC, responsables del secuestro.