El ahora expresidente de Blanco y Negro, Aníbal Mosa, lamentó su abrupta salida del cuadro albo y aseguró que se trata de un tema político y de empresarios contrarios a su postura.

Según recoge Bío Bío, Mosa dijo estar “con la tranquilidad de haber entregado lo mejor que podíamos haber hecho, en lo institucional y deportivo”.

Profundizando sobre el hecho, el empresario reconoció que “estoy triste por un lado porque tenía ganas de haber seguido haciendo un proyecto para Colo Colo”.

Sobre la salida de la testera de la concesionaria del cuadro albo, Mosa aseguró que “esto es un tema político”, añadiendo que “se juntó un grupo de empresarios más importantes que yo y se pusieron de acuerdo para sacarme. No tiene más lógica”.

Respecto a Gabriel Ruiz-Tagle quien lo sucede en el cargo, Mosa señaló a la prensa que “le dije que le deseo mucho éxito. Si le va bien, le va bien a los colocolinos”.