El diputado Socialista Leo Soto reaccionó al dictamen de Contraloría que indica que el protocolo de objeción de conciencia por el aborto tres causales no se ajusta a derecho.

A través de su cuenta de Twitter el parlamentario señaló que “Se cae el traje a la medida que el Gobierno quería darla a hospitales privados “objetores de conciencia”.

Más adelante Soto escribió que “Si reciben recursos públicos no pueden anteponer sus intereses a la salud de las mujeres!!!”.