Entre el 11 y 16 de abril pasado, el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, realizó un viaje a Boston al Alumni Day en la Universidad de Harvard, cuyo costo debió asumirlo la Subsecretaría de la cartera. Tras este episodio varias críticas se han lanzado al hombre, que en una reciente declaración pública aseguró que la universidad ya reembolsó los costos del viaje y aclaró además que la diferencia será pagada por él.

“La U. de Harvard ofreció desde un principio cubrir parte de los costos del viaje. En el día de ayer llegó el reembolso de la Universidad y con eso se pudo saber el detalle de los gastos asumidos por ésta. Hoy se liquidaron los dólares y se ingresaron a la Subsecretaría de Hacienda. Con ello, el costo neto del viaje para la Subsecretaría quedó en la suma de $1.792.930”, dijo.

También afirmó que “habiendo tenido sólo hoy el detalle del costo fiscal remanente he decidido hacer devolución del costo asumido por la Subsecretaría de Hacienda equivalente a la suma de $1.792.930, sujeto a las observaciones que efectúe el dictamen de la Contraloría General de la República cuando éste se emita”.

Según informa La Tercera, el portal de Transparencia y Chile Compra, da cuenta de que los pasajes para este evento fueron pagados con fondos fiscales y Larraín recibió el viático que le correspondía. En el sitio de viajes de la Ley del Lobby, figuran 2 viajes del líder de Hacienda a Estados Unidos: “Reuniones Alumni Day 2018/ Harvard University”, el que tiene un costo asociado de $5.167.194.

El Secretario de Estados aseguró que esperará tranquilo lo que diga la Contraloría y que “también espero que podamos dejar de lado la pequeñez en la política y abocarnos todos a trabajar en beneficio de Chile”.

Además agregó que: “estoy completamente convencido de haber actuado correctamente, de acuerdo a la forma en que he obrado en mi vida y en mi trayectoria de servicio público. Sin embargo, considero que este tema está distrayendo innecesariamente mi atención y la del Ministerio de Hacienda de los objetivos fundamentales de nuestra labor. Quiero concentrarme sin distracciones en la recuperación de la economía chilena, el crecimiento, la inversión, la generación de empleos de calidad y la mejora de nuestras finanzas públicas”.