El reconocido poeta venezolano Rafael Cadenas (Barquisimeto, 1930) recién obtuvo el prestigio premio Reina Sofía de poesía entregado en su vigésimo séptima edición por el Patrimonio Nacional y la Universidad española de Salamanca, y dotado con 42 100 euros.

Entre la obra poética de Cadenas destacan los poemarios Cantos iniciales (1946), Falsas maniobras (1966) e Intemperie (1977).

El que es
Si alguien me toca, sólo me toca a mí, a ese mí orgulloso, ese mí que no deja flanquear su
claustro, y no a eso otro alguien, informe, vasto, neutro, que hace gestiones en la oscuridad.
Herirás al que puedes herir, al que no importa defender, al que no es nada.
No lastimarás a nadie, lastimarás a ese nadie que me cierra el paso.
No temas. Sufre mi guardián. El que debe desprenderse como fruto que he cultivado, usé y
abandono.
El otro, oscuro, humilde y quieto, no necesita protección.
No será tocado ni herido. Ni padece ni se queja.
No será destruido.

You
Tú apareces,
tú te desnudas,
tú entras en la luz,
tú despiertas los colores,
tú coronas las aguas,
tú comienzas a recorrer el tiempo como un licor,
tú rematas la más cegadora de las orillas,
tú predices si el mundo seguirá o va a caer,
tú conjuras la tierra para que acompase su ritmo a tu lentitud de lava,
tú reinas en el centro de esta conflagración
y del primero
al séptimo día
tu cuerpo es un arrogante
palacio
donde vive
el
temblor.