Miguel de Liechtenstein asegura que no es un chanta: “Han llenado páginas con falsedades”

El medio ABC lo acusó de hacerse pasar por miembro de la Casa Principesca.

A través de un comunicado emitido por la Fundación Sin Odio, el abogado Miguel de Liechtenstein rompió el silencio, luego de que un medio español hiciera una nota en donde acusaba al chileno de colarse en eventos de la élite española y hacerse pasar por un miembro de la Casa Principesca de Liechtenstein.

“Estos días han sido muy duros para mí. Un reportaje artero, lleno de posverdad publicado en un diario español fue reproducido, sin chequear datos ni hablar conmigo o mi abogado, por muchos medios chilenos”, señala la misiva.

“Han hurgado en mi vida privada y han llenado páginas con falsedades que también han dañado mi entorno familiar, mis amigos y a personas con las que he trabajado”, agregó.

“Me llamo Miguel de Liechtenstein. Es mi nombre verdadero y así lo indican todos los documentos legales chilenos, incluyendo mi pasaporte y mi cédula de identidad. No poseo otro nombre ni ocupo otro en mis actividades comerciales como abogado, sociales y de filantropía”, explicó el joven de 34 años en el documento.

Aprovechó la instancia para aclarar que “jamás me he hecho pasar, ni pública, ni privadamente como miembro perteneciente a ninguna Familia o Casa Real, o Principesca, de ningún país del mundo y, por tanto, tampoco del Principado de Liechtenstein”.

También aclaró sus funciones publicas: “me dedico a la defensa y promoción de los Derechos Humanos. Entre múltiples tareas, soy presidente de la fundación Sin Odio (…) En función de ello he asistido a muchas reuniones con autoridades, embajadores, parlamentarios, ministros de Estado” y agregó que “nunca me he colado en ningún evento y siempre he asistido con invitación, en Chile y en Europa”.

“Espero con esta carta responder todas las dudas que tienen muchos y muchas que han leído toda clase de especulaciones (…) Por un tiempo largo no aceptaré entrevistas con ningún medio, pues estoy en un espacio de mucho dolor por todos los ataques que he sufrido a raíz de esta ignominia”, concluyó.

The Clinic Newsletter
Comentarios