A las 04:30 horas de esta madrugada la policía detuvo a dos sospechosos de participar en los disparos que terminaron con la muerte del cabo de Carabineros, Óscar Galindo, informó La Tercera.

De acuerdo al matutino, tras la confesión de un menor de edad como autor del crimen, la PDI y Carabineros iniciaron un intenso operativo para dar con los otros integrantes de esta banda involucrada en los hechos.

Fue así como en medio de esta labor un supuesto cómplice que resultó herido en la balacera de La Pintana reconoció a dos acompañantes.

Al rato después se logró detener a Harri Prado Arrué (31) y Pablo Andrés Soto Maturana (19).

Vale decir que el menor que se entregó pasará a su segundo control de detención para luego ser formalizado.