Padres y apoderados del Instituto Nacional llegaron esta mañana hasta el establecimiento para manifestar su rechazo a los incidentes del pasado 1 de septiembre, que dice relación con el ataque de encapuchados a un grupo de profesores.

Esa jornada, cerca de 20 sujetos a rostro cubierto entraron al recinto y rociaron con combustibles a los docentes allí presentes, además del rector Fernando Soto y la inspectora general.

“Finalmente no lo lograron”, criticó el administrador en conversación con Radio Bíobío.

El Consejo Gremial de Profesores del Instituto Nacional escribió un comunicado en el que resalta lo siguiente:

“Convocamos, por lo tanto, a los docentes y a apoderados a reflexionar junto a sus alumnos e hijos, a través de un diálogo formativo, sobre la necesidad de aportar con nuestras actitudes y lenguaje a una armósfera de convivencia escolar constructiva”.

En tanto, el Centro de Alumnos expuso que no apoya estos actos efectuados por “grupos minoritarios y aislados”.