Un Tribunal de Estambul decretó hoy prisión preventiva para 24 obreros detenidos tras una huelga en las obras del nuevo aeropuerto de Estambul, informa el rotativo Hürriyet.

Los trabajadores están acusados de “violar la libertad de trabajo”, “violar las leyes asamblearias”, dañar la propiedad pública y resistirse a la Policía.

El pasado sábado, la Policía detuvo a 401 obreros que llevaban varios días en huelga para pedir el pago de salarios atrasados, mejoras en las condiciones de alojamiento, así como ropa de trabajo y atención médica para víctimas de accidentes laborales.

La Fiscalía de Estambul pidió prisión preventiva para 43 de los obreros detenidos y libertad sin cargos para el resto.

El tercer aeropuerto de Estambul, que reemplazará al de Atatürk, el tercero mayor de Europa, comenzará a funcionar previsiblemente a finales de octubre.

Más de 36.000 trabajadores han sido contratados para poder terminar las obras del aeropuerto en un plazo de cuatro años.

El Ministerio de Trabajo declaró recientemente que desde el año 2015 unos 27 obreros han muerto en accidentes laborales durante la construcción del aeropuerto.

Sindicatos turcos han criticado a la empresa IGA, que gestiona las obras del aeropuerto, por impedirles el acceso al recinto para comprobar las condiciones laborales de los trabajadores.