Un nuevo antecedente se suma al juicio por la muerte del profesor Nibaldo Villegas en la quinta región.

En el Tribunal de Garantía de Villa Alemana, se llevó a cabo ayer la audiencia de revisión de medidas cautelares de Joanna Hernández, quien es imputada por su rol en el asesinato de Nibaldo Villegas.

En dicha instancia se mencionó la existencia de unas cartas que obligaron a que se corte la comunicación entre Hernández y su pareja, Francisco Silva.

Los abogados de ambos imputados por el brutal homicidio de Nibaldo Villegas -quien fue asesinado, descuartizado y más tarde arrojado al mar- solicitaron reevaluar las medidas cautelares dadas en la formalización por parricidio y homicidio calificado con alevosía y premeditación. Ambos actualmente arriesgan 40 años de presidio perpetuo.

Peter Pirtzl, el abogado de Francisco Silva, aseguró que su protegido recibió dos misivas por parte de Hernández. En dichos escritos, según consignó radio Biobío, la mujer le pedía al hombre que se declarara culpable por homicidio.

Debido a este nuevo antecedente, el tribunal prohibió la comunicación entre imputados, ya que ella con estas cartas manipularía a su pareja.

La defensa de Silva en tanto se acogió al estado psiquiátrico del imputado. Dicha acción fue autorizada por el tribunal, instruyendo que se hagan exámenes para comprobar la veracidad de dicho estado.

El abogado de Silva también aseguró que el hombre intentó quitarse la vida en la cárcel y que además de tener personalidad bipolar, necesita tomar medicamentos para tratar una supuesta depresión.