“Quiero agradecerles profundamente el cariño, la lealtad y la hombría que han tenido el señor director de la Escuela (…) y con la aprobación de todos ustedes, de poder acordarse de los soldados que no todos se acuerdan”.

Con estas palabras, Miguel Krassnoff Bassa -hijo homónimo del exagente de la DINA condenado a más de 600 años por delitos de lesa humanidad- abrió un discurso de agradecimiento en la Escuela Militar, luego de que la institución castrense dedicara un homenaje a su padre y otros militares acusados, procesados y sentenciados por violaciones a los derechos humanos, presuntamente realizado durante el sábado 13 de octubre.

De acuerdo a lo informado por CNN Chile, Krassnoff Bassa también indicó que “para nosotros es tremendamente importante que nuestros padres que dieron la cara y dieron la vida por Chile y su familia estén siempre en el corazón de todos ustedes, así como están en el de nosotros”.

En la misma línea, afirmó que “por eso para nosotros es tremendamente importante que se hayan acordado de ellos. Y son gotas de vida, que hoy día esos mismos soldados que les tocó combatir, y que dieron el aire que respiramos hoy día en nuestra querida patria, ustedes no los han olvidado”.

“Así que eternamente agradecido y comprometido con cada uno de ustedes por este gesto de valentía y de hombría que hoy día tanto falta en nuestro país, así que muchas gracias”, concluyó Krassnoff Bassa, lo que dio pie para una ronda de aplausos de los presentes.