Este fin de semana fue noticia que un funcionario de la Policía de Investigaciones (PDI) dio muerte a tres menores de edad que intentaron asaltarlo.

En medio del debate por la posible legítima defensa del policía, la familia de uno de los fallecidos sacó la voz con el medio Ahora Noticias.

En este sentido, aseguró que “mi hermano no era un delincuente porque no tiene antecedentes. Cometió un error, como cualquiera lo puede cometer, porque nadie está libre”.

Añadió que el funcionario PDI no tuvo que matarlos, sino que más bien debió haberles disparado en los pies a los antisociales.

“No tendrían que haberlo matado. Él lo que tendría que haber hecho es disparar a los pies, pero él tiró a matar, porque ninguno tiene balazos en los pies”, dijo.

Durante hojas de este lunes se produjeron manifestaciones afuera de la casa de la polola del detective, la que está ubicada en Recoleta.