Un fuerte espaldarazo a Carabineros realizó este viernes el Presidente Sebastián Piñera, todo esto tras arribar a La Araucanía, región que se encuentra viviendo una fuerte tensión tras el crimen de Camilo Catrillanca en medio de un operativo del llamado Comando Jungla.

Piñera aclaró que “quiero reiterar nuestro compromiso con Carabineros de Chile y quiero decirles que mientras actúen dentro del estado de derecho siempre vamos a reconocer y agradecer su labor abnegada para proteger nuestra seguridad e integridad física”.

Precisó que “quiero compartir con nuestros compatriotas que no podemos caer en ningún extremos, sólo en aquellos que están dispuestos que se haga en paz. Aquellos que quieren imponer ideas con violencia van a ser combatidos con todo el rigor de la ley”.

En tanto, el Jefe de Estado hizo una pausa para remarcar que “no existe ningún Comando Jungla, lo que sí existe son comandos especiales que han tenido entrenamiento especial porque necesitan esa tecnología para cumplir bien su labor. Nunca olvidemos que la labor de ellos es proteger nuestras vidas, incluso arriesgando las propias”.

El mandatario también señaló en primer lugar que comparte “el dolor de la familia de Camilo Catrillanca, de 4 profesoras, un niño, un chofer de camión que perdió un ojo y las miles de víctimas que ha habido en esta región producto de incendios durante tanto tiempo”.

Al respecto mandó un llamado “ha redoblar nuestro compromiso con la seguridad ciudadana, orden público y estado de derecho. Hoy nos hemos reunido con el obispo de la araucanía, con un conjunto de lonkos y machis, las 4 profesoras asaltadas y seguiremos reuniéndonos con muchas personas”.

“El diálogo es el camino para encontrar acuerdos”, remarcó.

Al ser consultado por una posible reunión con la familia de Camilo Catrillanca, Piñera contestó que “comprendo el dolor de la familia y ellos saben que las puertas del diálogo y encuentro están siempre abiertas de nuestra parte”.