Óscar Pachón Rozo, el jefe de la banda criminal “Los Puntilleros”, una de las más grandes de Colombia, murió hoy en un enfrentamiento con las autoridades en Medellín (noroeste), informó el director de la Policía Nacional, general Jorge Hernando Nieto.

Según el alto oficial, Pachón estaba escondido en un apartamento del barrio El Poblado y al momento de ser requerido se enfrentó con agentes de la Dirección de Investigación Criminal (Dijín) de la Policía.

El general Nieto explicó a periodistas que Pachón delinquió durante 28 años y que lo hizo junto a Daniel “el Loco” Barrera, capturado en 2012 en Venezuela y extraditado a Estados Unidos en donde fue condenado a 35 años por conspirar para distribuir y manufacturar cocaína y blanqueo de dinero.

El alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, dijo a periodistas que la ciudad “no es ningún escondite para ningún delincuente” y que se seguirá combatiendo a la criminalidad.

Según las autoridades, Pachón era el jefe máximo de “los Puntilleros”, una banda que operaba en los Llanos Orientales, por lo que lo llamaban “El capo de los Llanos”.

El abatido narcotraficante había sido arrestado en febrero de 2016, pero recuperó su libertad casi un año después.

Actualmente era uno de los objetivos de alto valor de la Policía.

De acuerdo con las autoridades, “Puntilla”, como era conocido Pachón, compró grandes extensiones de tierra en los Llanos Orientales, especialmente en los departamentos del Meta, Guaviare y Vichada, donde se asoció con “el Loco” Barrera, para controlar rutas de la mafia hacia Estados Unidos y Europa.