La Justicia chilena dejó hoy en prisión preventiva a los siete acusados de las agresiones que recibieron algunos carabineros en medio de una marcha realizada en las calles céntricas de Santiago, por la muerte del mapuche Camilo Catrillanca, tras un disparo de un policía.

Según fuentes judiciales, el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago ordenó el arresto domiciliario total a cinco de los siete imputados, pero la Fiscalía Metropolitana Centro Norte apeló la decisión en la Corte de Apelaciones de Santiago, por lo que los imputados quedaron en prisión preventiva hasta el lunes.

Ese día se resolverá el recurso del Ministerio Público quien solicita procesar a los incriminados por homicidio frustrado, algunos de los cuales atacaron a los periodistas cuando eran retirados de unos los cuarteles de la policía.

Por su parte, la Intendenta (Gobernadora) de la región metropolitana de Santiago, Karla Rubilar, llegó hasta el mismo Juzgado de Garantía, donde informó que interpondrá una querella criminal en contra de las personas imputadas por las agresiones a los funcionarios policiales.

En el hospital de Carabineros, se recupera el cabo Henry Canío Canío, quien quedó inconsciente tras la paliza sufrida por parte de los manifestantes.

Por su parte, los carabineros Eduardo Córdova, Alfredo Castro, Gustavo Toro y Jonatan Pérez fueron dados de alta.

Las movilizaciones fueron convocadas por la familia de Camilo Catrillanca, asesinado de un tiro en la nuca el pasado 14 de noviembre, para exigir la retirada de la zona de las Fuerzas Especiales de Carabineros y la renuncia del ministro del Interior, Andrés Chadwick, entre otras demandas.

El mundo político ha condenado transversalmente la agresión a los carabineros, y este viernes el presidente Sebastián Piñera se unió a las expresiones de rechazo a través de su cuenta oficial en la red social de Twitter.

Las comunidades mapuches han señalado a los periodistas que mantendrán las movilizaciones hasta que el ministro del Interior, Andrés Chadwick, presente su renuncia.

De hecho, el pasado jueves, la comunidad mapuche de Santiago entregó en la sede del Ejecutivo chileno, una carta en la que pidió expresamente la renuncia de Chadwick, como máximo responsable político del asesinato del comunero Camilo Catrillanca a manos de policías.

“Dado que el ministro Andrés Chadwick es el responsable de la labor de Carabineros, lo hacemos responsable de los crímenes que han sido cometidos en nuestro territorio, particularmente lo que ha ocurrido con Camilo Catrillanca”, indicó a Efe Ricardo Inalef, “werkén” (portavoz) de la Coordinación Mapuche de Santiago.