La fiesta “Un año más” que se llevó a el pasado martes 1 de enero en el Movistar Arena, será recordada como una noche funesta para los asistentes, tras la demora en la entrega de bebidas alcohólicas y venta de vasos a 3 mil en un evento que anunciaba “barra libre” y que terminó con saqueos.

La productora a cargo del mega evento era Yellow House, que sacó un comunicado referido durante la madrugada del nuevo año. “El evento fue desarrollado de manera íntegra, desde las 00:30 hrs (inicio) y hasta las 07:00 de la mañana del dia 01 de enero, y que  finalizó de manera tranquila y ordenada, retirándose el público del lugar sin ningún incidente y en el horario hasta el cual fuimos autorizados”, señalaron.

A través de su sitio web también recalcaron que “pese al incidente ocurrido en el sector de las barras al aire libre, esto no afectó el desarrollo total del espectáculo en sí, el que continuó desarrollándose en su total normalidad hasta su finalización”.

“Lamentamos profundamente el que nuestra fiesta de año nuevo se haya visto empañada por el saqueo de un grupo aislado de personas al sector barras”, dijeron.

También agregaron que “nuestro personal de barra se esmeró en dar el mejor y más rápido servicio a todo el público presente en el sector barras, pero pese a esto, una parte menor del público saltó hacia el sector de bodegas de bebestibles, llevándose el producto disponible“.

Por último, enfatizaron al señalar “que no hubo ninguna persona herida ni tampoco detenidos por este tema, ya que fue un hecho aislado dentro del total desarrollo del espectáculo. Así mismo Movistar Arena, tampoco sufrió ningún tipo de daño estructural”, y que “pese a este incidente, se cumplió con toda la normativa exigida, se cumplió con el desarrollo integro del show y no hubieron personas lastimadas, que es lo más importante de todo para nosotros”.