El centro cultural Gabriela Mistral se refirió a la huelga de sus trabajadores a propósito de un artículo de The Clinic sobre la situación, asegurando que las funciones y actividades se mantienen con normalidad.
 
A través de un comunicado, el centro cultural aseguró que “ante la huelga ilegal que acaba de votar el sindicato que agrupa a 59 de nuestros 102 trabajadores y trabajadoras, la Administración del Centro Cultural Gabriela Mistral (GAM) informa que las funciones y actividades se mantienen con normalidad”.

En este sentido aseguraron que “como Administración, estamos convencidos de que los trabajadores/as de GAM disponen de buenas condiciones laborales con beneficios extraordinarios por un costo total de 180 millones de pesos al año”.

“Vamos a cortar las obras”: Sindicato del GAM amenaza con intervenir funciones de Santiago a Mil

Tras 50 días de conflicto, el grupo de trabajadores del Centro Gabriela Mistral (GAM) decidió detener sus funciones oficialmente por responder sólo cuatro de los 29 puntos del petitorio por parte de la directiva. Simon Bousquet, presidente del sindicato, asegura que ya buscaron reemplazos para realizar el festival Santiago a Mil pero no descartan intervenir en los distintos actos culturales para ser escuchados.

Desde la organiazación precisaron que estos beneficios incluyen “seguro complementario de salud, cheque restaurante de $3.500, bonos por licencia de 3 días, reconocimiento por antigüedad, incentivo monetario por estudios, capacitaciones, 4 días administrativos, asignación de $240.000 por sala cuna y 30 mil por movilización, bonos por nacimiento de hijo(a) y matrimonio o unión civil, entre otros”.

Al mismo tiempo desde el GAM agregan que “se aumentaron los bonos por nacimiento de hijo(a) y matrimonio o unión civil, a 300.000 pesos y $ 250.000 pesos, respectivamente”.

El centro cultural declaró que no es efectivo que existan trabajadores con una “renta inferior a $ 3.000/hora” precisando que “de los 101 trabajadores de GAM todos cuentan con contrato individual de trabajo, 75 tienen un sueldo superior a $800.000 mensuales, 23 tienen un sueldo entre $640.000 y $800.000, y 3 trabajadores reciben una renta mensualizada en torno a los $480.000”.

Por otro lado explicaron que “En GAM la jornada completa es de 40 horas semanales (20 horas mensuales menos de lo que el Código del Trabajo establece como jornada completa). En este contexto, es relevante señalar que GAM cuenta con un total de 101 trabajadores, todos con contrato de trabajo individual indefinido, remuneración y leyes previsionales al día.”.
 
Mostrando una posición que se enfrenta a la de los trabajadores, desde el GAM indicaron que “El petitorio actual del sindicato dista mucho no sólo de la realidad de la corporación, sino de la realidad del país, como la solicitud de un sueldo mínimo para sus socios de $800.000 o el reajuste de $120.000 por sobre el IPC para los asociados, un bono semanal de $15.000 por trabajador o trabajadora por sólo el hecho de asistir al trabajo. Ésta, entre otras solicitudes forman un petitorio que valorizado llega a la suma total de $608.702.000 por año”.
 
A pesar de lo anterior y como suele ocurrir en estos casos “esta administración tiene la voluntad de mejorar los beneficios ya existentes, pero de manera responsable y siempre atendiendo a la realidad presupuestaria de una corporación sin fines de lucro”. 
 
En otro punto indicaron que el “GAM está impedido por ley de negociar colectivamente por ser una entidad privada, sin fines de lucro, y con un presupuesto que recibe recursos en más del 65% del sector público. Dado ese escenario, hace dos años se hizo un acuerdo de beneficios para todos los trabajadores y trabajadoras, proceso que estamos replicando a partir de mesas de trabajo con el sindicato”.

Así, explican que “La primera mesa fue el 9 de enero, en la que se redactó un acta en conjunto con la directiva del sindicato; la segunda mesa se llevó a cabo el 14 de enero, día en que el sindicato rechazó la propuesta de la corporación y en asamblea de sus socios, votó por definir huelga”. 

Al mismo tiempo señalan que “Se trata de una huelga ilegal, en el marco de lo señalado por fallos externos: uno de la Dirección del Trabajo -que ratificó el 8 de enero de 2019 la prohibición de negociación colectiva, de acuerdo a lo descrito en el art. 304 del Código del Trabajo*-, y otro fallo en el mismo sentido de la Corte Suprema el 31 de diciembre de 2018”.

Según el GAM su criterio se basa en el “inciso 3º del artículo 304 del Código del Trabajo (*), que dice que “las 
empresas o instituciones públicas en que el Estado haya financiado en más de un 50% sus presupuestos, en cualquiera de los dos años anteriores, sea en forma directa o a través de  derechos o impuestos, no pueden negociar colectivamente”.