En su tradicional editorial en el programa 360, el periodista de CNN Chile sostuvo que “la caricatura política nació junto a la democracia moderna. Es que el derecho a burlarse de quienes tienen el poder es parte fundamental de la libertad de expresión”.

Añadió que “la caricatura de Cecilia Pérez en cuestión podrá ser divertida o aburrida, de buen o mal gusto, pero no es muy distinta de las que vimos antes de Frei, Allende, Pinochet o Lagos”.

“En todas ellas, la exageración de rasgos físicos y la personalidad son el vehículo de la sátira”, dijo.

“El criterio del ex canciller Muñoz al difundirla por supuesto puede ser discutido. Después de todo, la sátira política es siempre provocadora y por eso juega al límite de lo socialmente aceptado”, sentenció.