En entrevista exclusiva con The Clinic, el ex Frente Patriótico Manuel Rodríguez, Ricardo Palma Salamanca, rompe el silencio que había caracterizado su período de clandestinidad, para hablar sobre las motivaciones que lo llevaron a ingresar a las Juventudes Comunistas y posteriormente a la Unidad de Combate de esta ala juvenil del PC. Según cuenta, esta convicción y deseos revolucionarios, son muy diferentes a los pensamientos que tiene hoy, transcurridos más de 20 años desde la “fuga del siglo”.

“Admiré mucho la Unidad Popular, a pesar de que entonces era un mocoso, porque se trató de una especie de revolución hippie, liderada por un hombre que parecía aspirar a establecer el bien”, recuerda Palma Salamanca quien, desde París, establece que ahora detesta la cultura comunista en la que creció esos años. “Es ideológicamente intolerante y autoritaria. Muchos de quienes se sumaron a su causa, estaban movidos por buenos sentimientos, pero el partido los utilizó. Yo terminé con todo eso hace mucho tiempo”, confiesa el “Negro Palma”.

Si bien explica que “la experiencia me ha vuelto un reformista”, dice que no quiere dar lecciones a las nuevas generaciones desde un pedestal. Sin embargo, durante la entrevista, Ricardo Palma Salamanca soltó frases decidoras como:  “El arte consigue transformar el mundo mucho más que dispararle a un paco”, “la revolución está agotada” y “no se pueden repetir experiencias fallidas, por épicas que hayan sido”.

Mira la entrevista completa en The Clinic.

Ricardo Palma Salamanca: “La cultura comunista me tiene harto, es ideológicamente intolerante y autoritaria”

Desde que se fugó de la Cárcel de Alta Seguridad en un canasto, Ricardo Palma Salamanca, “el Negro”, ha vivido huyendo y escondiendo su verdadera biografía. El exfrentista condenado por el asesinato de Jaime Guzmán, nunca ha dado una entrevista, hasta hoy. Patricio Fernández conversó con él tres días en París.