En una exclusiva entrevista de tres días con The Clinic, el ex-frentista Ricardo Palma Salamanca señaló desde su asilo político en París que no es su problema que represente una suerte de símbolo de lucha y que mujeres se hayan enamorado de él sin conocerlo.

El participante del asesinato de Jaime Guzmán cuenta que en Francia hay grupos de chilenos que “son bien comunistas y absorbentes” y sabe que, al igual que en Chile, se han reunido a causa de su liberación.

Me han acompañado y apoyado mucho, es cierto, y se los agradezco, les debo mucho, pero me agarraron de Patito Donald, de causa perdida y llorona (…) Yo no puedo hacerme cargo de lo que otros supongan que soy”, dice.

En la entrevista se relata que una señora le besó las manos luego de que le dieran el asilo y que, tras la protección definitiva, fue a un bar y muchas personas se pusieron a gritar consignas del Frente Patriótico Manuel Rodríguez. “¡Yo no lo podía creer! ¡Los pelos se me erizaban!”, expresa.

Ricardo Palma Salamanca: “La cultura comunista me tiene harto, es ideológicamente intolerante y autoritaria”

Desde que se fugó de la Cárcel de Alta Seguridad en un canasto, Ricardo Palma Salamanca, “el Negro”, ha vivido huyendo y escondiendo su verdadera biografía. El exfrentista condenado por el asesinato de Jaime Guzmán, nunca ha dado una entrevista, hasta hoy. Patricio Fernández conversó con él tres días en París.