A través de un empate visual, este documental indagará en las conexiones territoriales y espirituales entre dos ríos opuestos en el mapa: el Ganges y el Biobío. Se registrarán los comportamientos de los habitantes a lo largo de ambos torrentes y a través de un entretejido formal, se armará una sola pieza que ocurrirá en un nuevo espacio temporal: un solo río, construido en base a la yuxtaposición de ambos.

El largometraje comienza desde la cordillera, donde observaremos a los primeros habitantes de estas desoladas y remotas regiones. Sadhus del Himalaya en sus plegarias matutinas, que se escuchan de fondo mientras un pehuenche en la precordillera piñonea.

A medida que avanza el caudal del río, nos adentraremos poco a poco en las civilizaciones y ciudades. La industria papelera de Laja, combinada con una fábrica de cueros en Kanpur, ambas contaminando las aguas del río. Afloran las comunidades y sus ceremonias religiosas, misas en español se entrecruzan con rituales de adoración al río Ganges, un cementerio en San Rosendo que se fusiona con una ceremonia fúnebre en Varanasi.

El relato continúa, campos chilenos en San Rosendo, poblaciones a la orilla del tren en Calcuta, congestiones vehiculares en San Pedro de la Paz, una fiesta en Concepción, un matrimonio en Rishikesh, la rueda de la
fortuna a la orilla del río Biobío, carreteras y trenes que lo cruzan, borrachos de plaza, familias en los interiores de sus hogares.

Hasta llegar a la costa, donde el recorrido llega a su fin. Al gran océano donde todas las aguas de todos los ríos del mundo confluyen.

“FLOW- RÍO ABAJO HASTA EL MAR” continuará la exploración de Nicolás Molina -director de “Los Castores” (2016)- en la relación de cómo los seres humanos interactuamos con el territorio, ilustrando las relaciones entre dos civilizaciones opuestas en torno a un mismo elemento natural -el río-, explorando la temática con un tono poético, a ratos humorístico, utilizando la yuxtaposición y conexión de dos territorios, el choque de sus culturas, y la potencia del paisaje de ambos países.

Los orígenes

El director Nicolás Molina nos cuenta que “El año 2015 tuve la oportunidad de hacer un largo viaje por la India. Al estar en la aldea de Mukhawa, primer poblado del río Ganges en los Himalayas, me di cuenta del notorio parentesco a los habitantes de la precordillera en mi país, Chile. A nivel territorial lo mismo. La estructura de esta cadena montañosa y la manera en que ha sido habitada, dio la fuerza discursiva para tomar la decisión de hacer una obra cinematográfica y cambiar el propósito de aquel viaje”.

De esta manera, durante dos meses, Molina registró el río Ganges desde su nacimiento en el glaciar de Gangotri, hasta su desembocadura en la bahía de Bengal.

En este sentido, el documental “se propone replicar el mismo proceso exploratorio, a través de un río trascendental en la cultura e historia de mi país: el Biobío en la Octava Región”.

Molina explica a The Clinic que “A través de este filme, y por medio del empate de ambas culturas, buscaremos visibilizar de manera poética y lúdica, la forma en que la sociedad chilena habita su territorio. Construyendo comparaciones y contrastes, accederemos desde una nueva perspectiva a nuestras costumbres y conductas, narrando la relación indisoluble que algunos habitantes del planeta tienen con los elementos de la naturaleza. A través de la observación se plantearán las siguientes interrogantes: ¿Cuál es nuestra relación con los recursos humanos y naturales de Chile? ¿De qué forma esta condición nos conecta con el resto del planeta?”.

Más adelante, el director relata que “El juego de espejos entre ambos ríos, tiene como finalidad alcanzar una dimensión narrativa, no desprovista de humor, en la cual podamos mirarnos como seres humanos con una distancia que no es frecuente. Los comportamientos para hacer frente a la lucha por la sobrevivencia, son parte de una batalla instintiva por incorporarse al ecosistema. Naturalizando la lucha por la adaptación, generaremos estructuras dramáticas alrededor de los conflictos internos de cada uno de los personajes a lo largo del río. En la suma, el objetivo será lograr una perspectiva de los personajes que incluya más que su carácter individual, y haga presente su dimensión humana, ejemplares de una especie que forma parte de un sistema mayor que los abarca”.

Las salas en que se exhibirá serán:

– Cinemark Viña del Mar
– Cineplanet Florida Center
– Cineteca Nacional
– Cine Arte Normandie
– Matucana 100
– Sala K
– Cine Artecon
– Centro Cultural Coyahique
– Sala -1
– The Oz
– Centro Cultural Puerto Montt
– Cineespacio Talca