La familia de una niña de 13 años de Iquique denunció al Liceo Gabriela Mistral de esa ciudad de no aceptar a la menor por estar “muy desarrollada” para su edad.

Según consigna Radio Cooperativa, la familia acusa que aquel argumento fue lanzado por la subdirectora del recinto de educación tras ver a la joven aspirante.

Alexandra Alfaro, tía de la menor, manifestó que “ella fue bien amable en un primer momento, pero cuando vio a mi sobrina le cambió la cara. La empezó a retar por un piercing, y luego le dijo que ella era muy grande, que era muy desarrollada, que qué iban a decir los apoderados, que ella usaba sostenes ya, y que no podía estar en ese curso”.

Añadió que “mi sobrina salió llorando y está con mucha pena”.

La familia no se quedó de brazos cruzados y decidió denunciar el hecho ante la Superintendencia de Educación acusando discriminación física.