“Fin al DICOM por estudiar” es la consigna de este proyecto de ley que tiene como objetivo eliminar los datos de deudores en el ámbito de la educación en todos los boletines comerciales, para así evitar que esto sea un impedimento o una fuente de discriminación en diferentes dimensiones.

En enero pasado, el senador Juan Ignacio Latorre (FA) integrante y futuro presidente de la comisión del Senado en conjunto con la organización Deuda Educativa y con el apoyo de la diputada Camila Rojas y las presidentas de FEUSACH, FECH y FEUC, realizó una primera Asamblea de deudores con estudiantes donde pudieron abordar la situación y empujar la discusión del proyecto “Chao DICOM” en la comisión de Educación.

En esta línea y tras audiencias realizadas donde se escucharon a diversos actores implicados en el problema, el proyecto se aprobó, en general, en la comisión, quedando listo para votarlo en general en la sala del Senado y luego abrir un periodo de indicaciones para que vuelva a ser revisado por la comisión.

Al respecto, el senador Juan Ignacio Latorre valoró la votación dentro de la comisión señalando que “es importante avanzar en esta medida reparatoria ya que genera una serie de dificultades para estudiantes endeudados como ejemplo: optar a creditos hipotecarios, encontrar trabajo, contratar planes de celulares, entre otros”. Y agregó. “Nosotros creemos que la educación es un derecho social y no una mercancía. Este pequeño paso es muy importante para los y las estudiantes y sus familias.

Por su parte, Juan Pablo Rojas, vocero del movimiento Deuda Educativa catalogó como histórica la votación y el hecho que se comience a tomar en consideración la tremenda problemática social que se ha generado tras los créditos universitarios, situación que solo ha hecho aproblemar más a los estudiantes y favorecer a los bancos.

El proyecto ahora deberá pasar a la sala del Senado para su votación en general y abrir periodos de indicaciones y volver a ser revisado en la Comisión de Educación del Senado.