El empresario Carlos Cardoen vuelve a estar en el ojo del huracán luego que la justicia de Estados Unidos emitió una orden de detención con fines de extradición en su contra, según ahora Ahora Noticias.

Pero esta situación no es tan nueva para el hombre avecindado en Colchagua, ya que desde el año 1993 Interpol tiene una alerta roja por Cardoen, la que ha sido renovada hasta este año, situación que en varias oportunidades le ha impedido salir del país.

Recordemos que el empresario tenía en los años ochenta una fábrica de armas en Chile y está procesado en Estados Unidos por la exportación ilegal de circonio, elemento que se usa para la confección de las temidas bombas de racimo, vendidas en Iraq.

El empresario recibió un espaldarazo de parte del senado el pasado mes de enero, cuando 23 senadores de distintos sectores presentaron un proyecto de acuerdo para pedirle a Sebastián Piñera que hiciera gestiones a todo nivel para ayudar a mejorar la situación judicial del empresario.