El joven peruano, Santos Félix Hurtado Baltodano (27), se consagró como el lanza del año luego de robar un televisor desde una casa y llevarlo a reparar nada más ni nada menos que al taller del dueño de dicho aparato tecnológico.

Según publica El Popular, el hombre se llevó diferentes objetos, entre ellos una tele. El brusco accionar de ese momento generó que la tele saliera afectada.

Por esta razón es que Hurtado decidió llevar su nueva adquisición hasta un servicio técnico.

Para su mala suerte, dicho local pertenecía a su víctima, Mariano Espejo.

Espejo soltó a El Popular que el lanza “vino para hacer la reparación del televisor porque lo habían roto cuando lo habían extraído de mi vivienda. Di parte a la policía y ellos lo intervinieron con el televisor en su poder. Palanquearon la puerta y rompieron las chapas”.