La semana pasada causó total revuelo e indignación la noticia que daba cuenta que un anciano de 65 años que sufre de ceguera se había quedado sin el pago de su jubilación debido a un error del IPS, por lo que quedó viviendo con sólo 7 mil pesos mensuales.

Según consigna Radio Bío Bío, la entidad asumió el condoro y explicó que todo se debió a que el sistema no logró corroborar la dirección del afectado y que habría cierta responsabilidad de la PDI por el cruce de información del beneficio y beneficiario.

En medio del mal rato, el hombre identificado como René Sanhueza Cosme recibió la ayuda ciudadana voluntaria, alcanzando una suma cercana a los dos millones de pesos.

La cosa es que Sanhueza salió a desmentir al gobierno luego de que el seremi de Trabajo y Previsión social, Patricio Saenz, indicó que la plata que se le debía al hombre de 65 años había sido pagada de manera retroactiva por los meses de febrero, marzo y abril.

Sanhueza indicó a Radio Bío Bío que no ha recibido esas lucas. En este sentido, aseguró que espera que pronto se regularice su situación.