El suspendido ministro de la Corte de Apelaciones de Rancagua, Emilio Elgueta, salió a defenderse tras los cuestionamientos que pesan en su contra por posibles irregularidades tramitando causas en la zona.

Según consigna La Tercera, Elgueta emitió un comunicado de 12 páginas en el que contesta a los cargos formulados en su contra por la ministra instructora de la Corte Suprema, Rosa María Maggi.

En el documento critica a la Fiscalía, específicamente al persecutor Emiliano Arias que dirige el caso.

En su escrito, presentado por su abogado, sostiene que la investigación está fuera de plazo y que “carece de todo valor el acto por el cual se formuló los cargos contra mi representado, puesto que se hizo meses después de expirados los plazos que concedía el respectivo auto acordado. Seguir adelante con esta investigación no da garantías de un debido proceso”.

Solicitó, además, que “se dejen sin efecto los cargos y se disponga el sobreseimiento de mi representado”.

Maggi acusa cargos contra Elgueta por pedir designar a una alumna suya en un juzgado civil, pedir la contratación de su ex pareja en la Fisalía Regional de O’Higgins, moverse para que otra alumna quedara en una suplencia en otro tribunal, hablar con abogados de siete causas e intervenir en fallo de Luis Arenas.

Sobre Arias dijo que en “varias ocasiones trató de inhabilitar a mi representado con el objeto de formar salas a su conveniencia o antojo, tratando de evitar en la conformación de las salas a ministros que no daban lugar a todos sus caprichos”.

Recalcó que “está en grave riesgo la independencia del Poder Judicial”, por una “campaña mediática de desprestigio”.

En otros pasajes, Elgueta se defendió asegurando que intentó ayudar a su alumna porque estaba sin trabajo y a la otra estudiante sólo la recomendó.

Sobre Arenas, condenado por tráfico de sicotrópicos hace algunos años, indicó que el cargo prescribió porque “la fecha de la supuesta falta es del 28 de enero de 2016 y la vista del recurso fue el 30 de noviembre de 2018”.

Sobre su presunta intervención en varios casos, el suspendido juez indicó que “no tuvo intervención de naturaleza alguna, lo que revela la falta de prolijidad”.