Juan Guillermo Valderrama es la pareja de la mujer chilena desaparecida desde hace más de 25 días en Colombia, caso que ha conmocionado a ambos países.

Este expolicía asegura que no tiene culpa de la desaparición de la exsargento chilena Ilse Ojeda de 52 años, argumentos que ha dado profusamente en una serie de medios cafeteros.

En entrevista con Blu Radio el hombre 28 años dijo desde Bucaramanga, que estaba verificando alguna información que indicaba que se había visto a la mujer.

Valderrama habla de un “triángulo amoroso que yo tenía con una mujer, una relación por el Face y después, ella al darse cuenta pues, estábamos en una cafetería, se paró y se fue”.

Ahí Juan cuenta que la trató de detener unos segundos, pero que se devolvió a pagar la cuenta y esa fue la última vez que la vio.

El colombiano detalla que la mujer se dio cuenta de su infidelidad porque le entró una llamada telefónica y vio quién lo estaba llamando, su otra mujer.

Al mismo tiempo confirma que viajó a Bogotá a casarse con Becky, su otra pareja norteamericana, con las intenciones de contraer matrimonio, pero que no lo hicieron porque no estaban los papeles.

“Ese fue mi error porque yo quise llevar dos relaciones al mismo tiempo, ese fue mi error más grande. Y que si ahora me está escuchando le pido que por favor recapacite, que ya no nos haga sufrir más, que si de pronto alguien está con ella sea colombiano, o de otro lado, que por favor de pronto queremos saber de ella, queremos calmar esa angustia, de la familia. Todo el mundo está angustiado” señala.

Luego agrega sobre cómo Ilse llegó hasta Colombia que “Yo no la hice renunciar a ella, yo desde un principio me vine un tiempo y ya habíamos terminado, hasta que ella me empezó a volver a buscar, empezamos a hablar, que estaba muy sola. Ella es una buena persoa. Ella dijo me voy a retirar de la policía y vamos a trabajar allá y ese fue todo el cuento. No es que yo le haya obligado a que se retirara. La familia siempre piensa lo peor y eso es entendible”.

Sobre si se aprovechaba de la mujer, señala que “Ella es una persona muy inteligente y si pasaban las cosas es porque ella quería” dice Juan. “A veces sí me ayudó, en algunas ocasiones, que ella me decía que le iba a llegar una ayudita, que me iba a ayudar, pues si me ayuda, ayúdeme, bienvenida sea”.

“No todas las veces, algunas veces me decía, ‘vea Juan tengo esto, me van a pagar esto’, ella lo hacía voluntariamente” añade.

Consultado por las razones de no avisar a la familia tras el momento de la desaparición, ni tampoco perseguirla, Valderrama sostiene que “a ella la conozco desde hace tiempo, sé como actúa ella, sé que de pronto se paró y ahorita viene. Después me fui para la casa pensando en que se fue para la casa y llegará más tarde”.

Valderrama, ex policía, sostiene que “Yo supuse y no quise marcar a la familia porque sabía que me iba a insultar y dije no, ella se fue para Chile, tiene su familia, su pensión, sus nietas, su trabajo que le gusta hacer. No me quise enfrentar. Trabajaba en unan empresa de guardias y era jefe, le gustaba su trabajo”.

“Yo nunca me aproveché de Ilse” señala. “Ella me ofreció que fuera a dormir a la casa, le pagaba mucho menos que en el otro lado. POr eso yo llegué donde ella y nos fuimos conociendo. Es una persona que atiende a las personas con el mayor amor” agrega.

Cuando en la radio lo acusan de vividor, el hombre señala “a muchos le parecerá eso pero cuando a uno conoce a una persona en realidad y esa persona esta sola y necesita compañía, no veo porqué negarse, porqué verlo de esa forma”.

Ahí el locutor interviene señalando que se ve de esa forma porque la mujer fue la víctima de esta historia de amor, porque ella decidió viajar a Colombia con él y montar un restaurante que sería de ambos, pero que la plata para hacerlo era de ella.

“Estamos colaborando para todo lo que haya que ver en la investigación. Han revisado mi casa y todo. HE colaborado con la investigación”.

Interrumpido y cuestionado por el locutor, Valderrama contesta que “No la dejé ir alegremente, me levanté de la silla y le dije ‘mami, no me haga esto’, ‘no se vaya vea que esto’ y recibí un abrazo. Me devolví a pagar la cuenta y fue cuando al cruzar, no sé, cogería un carro, alguien le ayudaría y se escondería en algún lado, no sé”.

El locutor insiste en que Juan es un vividor y la conversación se puso bastante tensa. “Yo soy un tipo trabajador, tengo acá mi familia, no soy un arrastrado ni nada de eso como para pronto depender solo de una mujer, tengo mis estudios también sé. Tenemos que hacer, tengo inversiones, tengo un apartamento, cobro un arriendo. Las cosas como la está usted diciendo está equivocando” contesta la pareja de la chilena.

Luego Juan dice: “Al momento ella me decía que me relajara y que yo estaba trabajando y que yo podía vivir bien de ella. Yo no he sido mal trabajador. He trabajado en construcción, trabajé de inspector de aeropuerto, de garzón, de mesero, de muchas cosas allá”.

La hermana de Ilse aseguró que la mujer desaparecida sufrió problemas de violencia por parte de Valderrama, lo que fue recordado por los locutores, ante lo que Juan contestó que “Tuvimos discusiones como cualquier pareja, pero de que ya me fuera a la violencia yo nunca he sido un tipo violento. No tengo antecedentes, que lo diga la policía. Alguna vez tuvimos ahí un juego de manos, pero que haberle pegado no. No le pegué”.

Ante la insistencia de los periodistas de la radio, el hombre se enoja y señala que “Hermano, yo pensé que usted me iba a ayudar con la búsqueda de ella y no que me iba a cuestionar, para eso estamos con la Fiscalia, hemos indagado todo lo máximo posible, para que usted de pronto me venga a cuestionar. Usted Me dijo que le colaborara con la entrevista para que aclaráramos las cosas y no para que ustedes me vinieran a juzgar de pronto, por algo que no”.

Luego relata que “Para eso tengo la familia allá en Chile que siempre ha sido malpensada conmigo, que siempre ha juzgado mal al colombiano, que somos lo peor, un país de porquería, que somos gente mala, no hermano. Entienda mi dolor, mi preocupación, el dolor de mi familia, el dolor de la familia de ella. Hay una mujer perdida”.

Valderrama desliza que en un ataque de celos la mujer chilena podría haber escapado con otra familia y que esté “Ahí guardada”.

Sobre la mujer norteamericana, su otra pareja, señala que “La conocí a ella cuando yo estaba solo en Colombia”, asegurando que conoció primero a Ilse. “Yo sé que cualquiera en esta situación pensará que por qué hago esto, que por qué dos mujeres y yo solo soy un hombre y un ser humano como todos ustedes. Lo que pido es que entiendan un poco toda esta situación, mi dolor, toda esta gran tormenta que estamos pasando en estos momentos. Que me colaboren nomás y que si alguien sabe donde está escondida ella, con alguna familia, que se pongan la mano en el coraźon. Yo estoy destrozado”.

La tesis de Valderrama es que Ilse, la mujer chilena podría estar con alguna familia, que sería venezolana.

Cuando le preguntan qué le respondería a quienes creen que es responsable de la desaparición de Ilse, él responde “que cada persona juzgue por su condición. Cuando uno entiende que cada juicio es una confesión de cada persona, ahí es cuando entiende todo”.