Cristian Lleflight: “Pa’ mí, ShishiGang es to’. Familia, cariño, hermandad, lealtad, calle”

Cristian Lleflight, uno de los cantantes de trap más duros de Chile, lleva varios meses alejado de la música, pero para los próximos meses promete su regreso con un mixtape con beats de Xander, uno de sus hermanos en la ShishiGang. Con un palabreo violento, que relata lo que vive y ve en la calle, ha colaborado desde los inicios con gran parte del género. Yo ando metiendo la mano a la caca desde el 2014. Antes que empezara a cantar el Pablito, yo andaba caminando con ese”, dice Lleflight (19 años, Cerro Navia).

Tú haces un trap duro, estricto, de calle. ¿Cómo se relaciona con tu vida?

Hermano, por qué hago trap, primeramente, te lo voy a responder así en lo musical. Hacer trap, hermano, es fácil… Es fácil escribir algo pegajoso. No es por desmerecer el trabajo de nadie, pero es fácil, hermano. Escribir de esta y de esta otra pistola, que te fumaste este y este otro pito, que le pegaste a este y a este otro hueón, es fácil. Pero de ahí ya pasar pa’l otro ámbito, que es lo personal, es que si es que realmente hiciste una hueá, que si realmente pescaste la pistola. Y no todos lo han pasao’, hermano, porque no todos somos de las mismas situaciones. A todos nos ha tocado la vida difícil, pero a unos más que a otros. Yo he tenido que hacer cosas que otro hueón no ha tenido que hacer. Yo me relaciono con gente que otro hueón no tendría por qué relacionarse. Y eso, hermano, distintas experiencias y distintas maneras de superar la vida. Y ni siquiera superar, hermano, sino que uno de repente toma el camino más fácil noma’ po’.

¿A qué te refieres?

Hoy por hoy, hermano, el mundo se desenvuelve en plata. Sin plata uno no hace na’. Y la calle es plata, hermano, en la calle hay cualquier plata. Entonces las hueás que yo canto, hermano, son hueás que he hecho, hueás que he vivido, hueás que he visto. No son hueás de las que yo esté orgulloso. A mí me encantaría que yo escribiera una poesía, una hueá brígida para la mente y que a la gente realmente le llegara, que le gustara más que yo ande cantando de pistolas o hueás así, de hueás que he tenido que pasar, que son fomes, hermano. Pero así es la vida, no a todos les toca la misma, unos han tenido que meter la mano a la caca más que otros. Pero eso, hermano, el trap pa’mí es plata, es calle, es hermanda. Yo, por hacer música, he ganao’ cualquier hermano, así como he conocío’ gente entera de mierda.

¿Qué es para ti la ShishiGang?

Pa’ mí, ShishiGang es to’, hermano. Familia, cariño, hermandad, lealtad, calle. Es to’ hermano. Mis compañeros andan a Nancy y a to’. De ahí salió la canción, hermano [que aparece en el mixtape S.U.N.O., de Pablo Chill-E].

¿Qué significa andar a Nancy y a to’?

Nancy es nada, y to’ es todo. Entonces con mis compañeros andamos a Nancy y a to’, hermano. A nada y a todo, a todo y a nada, metiendo la mano a la caca, hermano, pa’rría y pa’bajo. No sé si me entendí, hermano, la hueá es que aunque haya o no haya, yo voy a estar con mis compañeros a Nancy y a to’. Así te lo resumo.

Cuéntame sobre la música que estás por sacar.

Pa’ este añito, hermano, tengo cualquier proyecto. Estoy trabajando con el Willy Acke, de Drip World Music, dejamo’ un mixtape guardao’ [El General de La Mafia]. Lo grabé el año pasao’ y no lo saqué nunca. Ahora nos pusimos en contacto de nuevo, hermano, pa’ hacer colaboraciones. El Willy me produce y el Xander hace los beats. Y era. La hueá es grabar un temita, mezclarlo y pa’ la calle al toque. Y si en lo posible se puede hacer video, se lo hacemos, porque con video pegan más. También tengo cualquier colaboración. Pablito va a tirar ahora [el mixtape] Mambo Gang, también salgo ahí; también salgo en Jay’s World [mixtape de Jay Ferragamo]; en el mixtape del BlackRoy, del Drago.

Hace unos meses estabas alejado de la música.

Toy’ quitao’ de la música por hueás personales. Pero en cualquier momento vuelvo. Harta disponibilidad de la gente que trabaja conmigo para seguir haciendo música. Lo que pasa es que tengo hueás en mi cabeza, hermano, que no me dejan trabajar. No me dejan seguir a un cien por ciento. Y si no es el cien, entonces que no sea nada. Pero tengo harto que dar, hermano. Los que me conocen saben lo que da uno.

Drago: “Yo de pequeño que he estado en el calentón”

Drago es uno de los cantantes de reggaetón con más proyección dentro de la ShishiGang. Desde que publicó en YouTube el videosingle “Atraco con 2”, ha destacado en la escena, tanto por su flow como por su palabreo sobre pistas de dembow. “Y no te quedes con él, si conmigo baby eres infiel / No fue solo una noche de placer / Shawty, ve y dile a él, que no sabes lo que te envolvió / Si el perfume de mi piel o que me viste la Glock”, canta en “Solos”, uno de sus últimos singles. Yo de pequeño que he estado en el calentón. En Lo Espejo, En La Caro [José María Caro]; en Peñaflor, en Las Praderas; en todos lados. Entonces lo que canto es lo que yo he visto, hermano, hueás que yo he vivío’”, dice Drago (24 años, Lo Espejo).

Voy en la micro y me llega la musa, me estoy bañando y me llega la musa; trato de aprovechar la acústica de todos los lugares, hermano, pa’ hacer música y pa’ sacar hueás que tengo en la mente, hermano. Al final por eso empecé a hacer música. Tratando de sacarme cosas que me venían a la mente. Y así es que estoy ahora”, agrega.

¿Cuándo empezaste a hacer música?

Como en el 2016, junto con Noiss [beatmaker y productor], que es mi sobrino. Poca gente lo sabe, pero es familiar mío, así que llevamos esto de hacer palos en la sangre. Empecé como el 2016, hermano, con unos temas con amigos y hueás. Pero no me tomé en serio mi carrera hasta que grabé “Atraco con 2”. Ahí me di cuenta que podía surfear en la pista, que tenía que escuchar una pista, fumar y era.

Tu primer disco lo lanzas ahora, en mayo.

Este mes —Dios sea de paso— espero tirar Majin Mood. Es un disco con música bastante antigua pa’ lo que estoy tirando ahora. Pero son palos. Son puros palos los que van a salir ahí, así que estén pendientes. [En Instagram] se han escuchado varios preview y siempre me los piden, así que este mes se viene.

¿Con quiénes trabajaste?

El productor fue Dante Noiss con Magic en el Beat [beatmaker]. También tengo otro beat de D-Tone, puros productores que llevan años en la música y que le han dado todo el corte en sus respectivas carreras. En el disco viene “Atraco con 2 (remix)”, que va a estar el Pablito y el Lleflight; y también [en otros temas] van el BlackRoy y los Desafío Music.

Pablito, Lleflight y BlackRoy son ShishiGang. ¿Qué es la ShishiGang para ti?

Es familia po’, hermano. Yo desde el 2016 que conozco al Pablo, y de antes de hacer música nos hicimos amiguitos. Y na’, po, me dio la mano. De la na’ grabamos un tema [“Sola”] y de ahí pa’ delante. Tenemos un par de años en esta hueá y ahora que está explotando, esperamos que se cumpla todo lo que dijimos un par de años atrás. Nosotros fuimos amigos que empezamos a hacer música. No cantantes que empezaron a hacer amigos.

¿Qué te parece lo que está pasando con la música chilena?

Bacán lo que está pasando, porque ya se lo merecía, se merecía que el público le diera más oído. Lo que hacen afuera va a quedar chico con lo que vamos a hacer ahora acá en Chile.

Young Weezy: “Uno se puede salir de la calle, pero la calle nunca se va a salir de uno”.

Young Weezy es uno de los últimos Shishi reclutados por Pablo Chill-E. Desde el puerto de San Antonio, ha soltado bombas de trap duro, de drill, como “Usain Bolt” y “Nueve”. Puesto completamente para la música, y tratando de dejar atrás una vida marcada por el joseo, Weezy prepara su primer álbum, junto al productor OG Rolla, que saldrá este año por ShishiGang Records. “Todos los beats son de mi hermano OG Rolla. Y tengo un feat, que es con el Drago y el Pablo. Terminando este álbum, tengo un par de temas con el Xander, y se viene otro mixtape de trap maldito con mi hermano OG. Ahora hay que darle. La música chilena está tirando pa’delante cuático. Ahora es el momento de destacar, de darse a conocer, están abriéndose las puertas, dice Weezy (20 años, San Antonio).

¿Cómo empezaste a hacer música?

Empecé a hacer música por necesidad, por desahogarme, pa’ no estar tanto rato pendiente de otras cosas.

¿De qué cosas?

Yo ahora tengo a un hermano preso, que no es mi hermano de sangre, pero es mi hermano de calle. Y eso igual me daña la mente porque, puta, tengo una cachá de recuerdos con él. Y eso igual genera un daño porque uno no sabe cómo la está pasando él adentro, estos días ha hecho frío. Pero si uno se tiene la mente ocupá’ nunca va a estar pensando tanto las cosas, va a ser más de acciones. Pero si uno tiene la mente así sin nada, te vai’ a empezar a sicosearte, a pensar cosas así como más de las que uno las debería pensar, y uno mismo ahí se empieza a atrapar (…) Y la música más que nada me ayuda para poder estar bien porque a mí me gustaría estar viviendo de la música. Porque ahora ya no es un sueño, es realidad, se está dando. Yo quiero salir de este mundo y poder caminar tranquilo.

¿Cómo se relaciona lo que cantas con lo que vives?

Yo encuentro que va súper de la mano conmigo, porque en sí el trap duro, el violento, el drill, el trap real americano, va de la mano con uno porque eso es lo que uno ve o está presente en el ámbito diariamente, cachái, hermano. Yo cuento la verdad, la necesidad de desahogarme, las cosas que le pasan a uno, que le pasan a amigos, cachái. De repente, hermano, yo puedo quedar con la bala pasá’ con un machucao’ y, ¡pa!, escucho una pista violenta y me desahogo así contra él y empiezo a cantar todo lo que siento.

¿Qué es el trap para ti?

Es algo a lo que uno va a siempre estar ligado. Porque independiente uno siga haciendo o no esas cosas, uno va a seguir estando en el entorno, con sus juntas, sus amigos, va a estar siempre viviendo el mismo estilo de vida. Si el trap más que música es un estilo de vida. Es algo de lo que uno no se puede salir. Uno se puede salir de la calle y to’, pero yo encuentro que la calle nunca se va a salir de uno. Yo igual gano plata, pero me gustaría llegar a estar en algún punto así que ya no necesite paquearme, andar haciendo hueás pa’ poder mantenerme.

Tienes un tatuaje de ShishiGang en tu brazo derecho. ¿Cómo llegaste a la ShishiGang?

Llegué a la ShishiGang gracias al Pablo, que una vez coordinamos un tema [“Nueve”]. Él me habló por Instagram, hermano. Estaba en San Miguel, hermano, y subí una historia escuchando música. Y ahí el Pablo me respondió la historia, me puso “¿Dónde tú estás? Y le puse “Aquí, en San Miguel, hermano. ¿Por qué?”. Y me dijo: “Que yo voy pa’ Puente ahora, pa’ la barbería [AK47], pa’ que nos juntemos”. Y ahí nos juntamos y conversamos de maldito, hermano. Y ahí se hizo un buen lazo con él y nos dio la oportunidad de tirar música por ShishiGang. Así que agradecido con el Pablo.

¿Y cuál es la historia del tatuaje?

Yo le había dicho al OG, que si el Pablo me dejaba entrar a ShishiGang, yo decía, “Medio corte, me lo voy a tatuar”. Si a parte yo soy una pura línea, entonces yo no voy a doblar el pantalón como para tatuármelo y después sacármelo, cachái. Y hermano yo dije: “Si me lo tatúo, es porque esta hueá va en serio”. El Pablo me dijo: “Ponte pa’ la música, ponte pa’ la música”. Y eso hice po’, hermano, desde ese día hice como un cambio de switch. Empecé a arreglar mis cosas pa’ poder irme donde el OG; él también se compró sus cosas, nos volvimos independientes. Yo por eso súper agradecido con el Pablo, porque fue terrible de buena persona, hermano. Nos dio la oportunidad de destacar”.

Revisa su música a continuación:

Cristian Lleflight

Drago

Young Weezy