Agencia Uno

Columna: Estereotipada vejez

Realizar una generalización sobre las personas mayores es un error y además un riesgo, si sólo se considera y se utiliza la imagen negativa del paso del tiempo en las personas, resaltando por ejemplo el deterioro en la salud- un proceso natural e irreversible- en esta etapa de la vida, estamos mostrando sólo una dimensión de este proceso, dejando de lado la integralidad de las personas y homogeneizando a los adultos mayores como un “todo”.

Gonzalo Tapia, abogado y Coordinador del Programa de Apoyo al Adulto Mayor y Migrantes CEAMI, de la Universidad Santo Tomás

En la difusión de la cultura, los medios de comunicación juegan un papel muy importante, pues muestran el reflejo de lo que se supone es la realidad y resaltan por una parte los valores aceptados por la sociedad, rechazando por contrapartida aquellas actitudes o situaciones que no son admitidas por el colectivo. Generalmente las personas mayores ocupan una escasa presencia en televisión, emisoras de radio, internet, cine etc. Y cuando se utiliza su imagen, frecuentemente se difunde de manera inadecuada pues no se ajusta a la realidad de los mayores de hoy ni refleja su pluralidad.

El envejecimiento demográfico es una realidad innegable en Chile y el mundo, siendo éste proceso un fenómeno heterogéneo que no responde a una sola mirada. La vejez es un proceso multidimensional y como tal hay que considerar que cada individuo tiene una trayectoria de vida diferente, donde influyen elementos de la vida personal y de las sociedades a los cuales estas personas pertenecen, dando este tejido, en definitiva, diferentes direcciones y distintas velocidades respecto al proceso de envejecer.

La edad y la vejez son construcciones culturales, por lo que esta etapa de la vida posee una serie de símbolos sobre lo que se considera “debería ser” respecto a una persona mayor. Realizar una generalización sobre las personas mayores es un error y además un riesgo, si sólo se considera y se utiliza la imagen negativa del paso del tiempo en las personas, resaltando por ejemplo el deterioro en la salud- un proceso natural e irreversible- en esta etapa de la vida, estamos mostrando sólo una dimensión de este proceso, dejando de lado la integralidad de las personas y homogeneizando a los adultos mayores como un “todo”.

Lo que entendemos por vejez tiene un origen cultural, y en este aspecto los medios de comunicación tienen un rol fundamental pues es relevante que los valores y conceptos culturales que nos entregan los medios sean un aporte al desarrollo social y a la conciencia sobre los valores humanos. En particular respecto a la imagen que se entrega sobre las personas mayores, los medios deberían en primer lugar entregar un mayor espacio a este grupo de la población en proporción a su número, y en segundo término dejar de mostrar la vejez como una etapa negativa representada por enfermedades, achaques y sin ningún futuro, además de presentar a los adultos mayores como si fueran todos iguales. Es momento de mostrar que en la actualidad existen distintos modelos de ser mayor, entregar visibilidad y voz a quienes no son el problema, sino parte de la solución. Dejemos de ver a los mayores como una carga y consideremos que pueden representar un valioso recurso para nuestro país.

Comentarios