Agencia Uno

Viviendas se disparan: CChC admite que sus precios son “severamente no alcanzables”

Según un informe del organismo, el costo creció un 67,8% entre 2011 y 2019, lo que se debería al aumento del valor del suelo.

Según un estudio realizado por la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), el índice de acceso a la vivienda, que se entiende como la capacidad de los ciudadanos de adquirir un inmueble, Chile está en los países donde la posibilidad de comprar es “severamente no alcanzable”.

El informe reveló que el valor de las viviendas creció un 67,8% entre 2011 y 2019, pero los ingresos se incrementaron sólo un 24,7% en el mismo rango de tiempo. Una de las razones que explica en mayor parte este hecho, es el alza en el precio del suelo.

El gerente de Estudios de la CChC, Javier Hurtado, señaló que “el alza se ha ido intensificando con el tiempo, desde 2010. Luego del terremoto se ha registrado un incremento sostenido en el precio de la vivienda, que presentó un peak en 2015, cuando se comenzó a implementar IVA a la vivienda. Esto ha significado también un desacople entre el precio de la vivienda, de las dinámicas del resto de la economía“.

¿Cómo pueden establecer que Santiago es una urbe donde comprar una vivienda es “severamente no alcanzable”? A partir del índice PIR, se mide la cantidad de años en los que una familia invierte completamente su salario para el pago. A nivel país, el promedio llega a 7,6, mientras que en la capital el número es 7,4. El documento menciona que está por encima de otras ciudades como Montreal (Canadá), Manchester (Inglaterra) y Dublín (Irlanda).

De todos modos, Santiago no es el único lugar donde ocurre esto. Los índices de otras ciudades chilenas como Temuco (8,8), Concepción (7,7), La Serena (7,3) y Valparaíso (7,1) entran también en el rango de “no alcanzable” para tener la casa propia.

Otro aspecto relevante que muestra el estudio, es el aumento de los niveles de arriendo. En 2017, el 24% correspondía a ese item y el 59% eran propietarios. A inicios de los 2000 los números llegaban a un 18% y un 70% respectivamente. El informe explica que el contexto actual de precios tan elevados, “ha empujado a muchas familias a optar por un arriendo. Así, el porcentaje de propietarios ha caído a niveles menores que los observados en la década de los 80″.

Comentarios